#EducandoDesdeCasa – Pastoral – Pascua de Cine – Viernes Santo

Viernes SantoEl ambiente íntimo, de amor y confianza absoluta que en la cena del Jueves Santo habían vivido Jesús y los suyos se trunca de golpe con un beso. Un beso, la expresión de cercanía y amor se pervierte y se convierte en traición. Con nocturnidad, con saña, para evitar que todos aquellos que se sintieron tocados por el amor de Jesús se levantaran, las autoridades de su tiempo, orquestan unos juicios rápidos para quitarse de en medio a Jesús. 

Sentido del Viernes Santo

Hoy el acento del día está en la Pasión de Jesús y la celebración litúrgica de su muerte. Al leerlo suena raro ¿verdad? “la celebración de su muerte”. Sí. Celebramos la muerte. Aunque hoy nuestra mirada está puesta en todo lo que nos pone tristes o nos indigna por la injusticia de la muerte de Jesús y de tantos que mueren en camas de hospital estos días, como parte de la vida, los cristianos celebran la muerte.

La celebración de hoy no es una Eucaristía. De hecho, el Misal Romano, lo recoge así: “Según una antiquísima tradición, la Iglesia no celebra la eucaristía ni en este día ni el siguiente.” Además, para remarcar este sentido, “el altar debe estar desnudo por completo: sin cruz, sin candelabros, sin manteles.” Hoy la Iglesia hace memoria de la Pasión y muerte de Jesús y acompaña en esa celebración a tantas personas que siguen muriendo injustamente. Los ecos de lo que estamos viviendo en esta pandemia, son claros y retumban fuerte en nuestro corazón.

Destacamos, para conocer mejor lo que celebramos, las tres partes de la celebración de este día. Aparte de la ambientación sobria, también se cuida mucho la hora de la celebración. Según los evangelios, la hora de la muerte de Jesús fue en torno a las 15:00, por eso la Iglesia propone celebrar después del mediodía y antes de las 18:00 horas.

Antes de comenzar, hoy también los obispos, sacerdotes y diáconos hacen un gesto de postrar el rostro en tierra al entrar en el lugar de celebración. Una vez que comienza, tiene tres partes:

  • Liturgia de la palabra
    • Tres lecturas que se leen despacio, con solemnidad.
      • Isaías (52, 13-53, 12), con su salmo.
      • Hebreos (4, 14-16; 5, 7-9)
      • Pasión del Señor según san Juan (18, 1-19, 42). Se suele hacer a tres voces: Presidente, Cronista y Pueblo.
    • Oración Universal:
      • En este momento de dolor, la Iglesia reza por todo el mundo, y se hacen unas oraciones especiales. Puedes verlas todas aquí.
      • Además, este año, tan dolorosamente especial para todo el mundo, la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, desde Roma, ha publicado un decreto que modifica esta celebración, añadiendo esta intención:
        • IX b. Por quienes sufren en tiempo de pandemia. Oremos también por todos los que sufren las consecuencias de la pandemia actual: para que Dios Padre conceda la salud a los enfermos, fortaleza al personal sanitario, consuelo a las familias y la salvación a todas las víctimas que han muerto (oración en silencio). Dios todopoderoso y eterno, singular protector en la enfermedad humana, mirar compasivo la aflicción de tus hijos que padecen esta pandemia; alivia el dolor de los enfermos, da fuerza a quienes los cuidan, acoge en tu paz a los que han muerto y, mientras dura esta tribulación, haz que todos puedan encontrar alivio en tu misericordia. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.
  • Adoración de la Cruz
    • La cruz era un instrumento de tortura del Imperio Romano, pero a partir del siglo IV, se convirtió en lo que es hoy: un recordatorio del amor extremo de Jesús, hasta dar la vida. Un reto para todos los creyentes, una invitación a vivir como Jesús a dar la vida, a amar hasta el extremo.
    • Por eso adoramos la cruz, por eso meditamos sobre nuestras muertes y nos admiramos ante el gesto de Jesús para que nosotros vivamos la vida en esas claves.
    • Se hace de forma solemne y medio de cantos.
  • Sagrada comunión
    • Aunque no hay celebración de la Eucaristía, se comulga con lo que se consagró el Jueves Santo.
    • Y se despide a la asamblea. Ya no habrá más celebraciones hasta la noche de Pascua, hasta la Vigilia Pascual.

Lectura del Viernes Santo

Os proponemos leer la lectura completa, con los tres personajes, en familia. Uno puede hacer de Cronista (C), otro lee lo que corresponde al Sacerdote (S) y el resto hace de pueblo. Leyendo de esta manera, se puede hacer una experiencia inmersiva. Aquí tienes toda la lectura completa. Nosotros destacamos una parte fundamental de las lecturas, el momento de la muerte de Jesús, tras el cual se invita a hacer una reverencia en silencio: Viernes

C. Después de esto, sabiendo Jesús que ya todo estaba cumplido, para que se cumpliera la Escritura, dijo:
S. «Tengo sed».
C. Había allí un jarro lleno de vinagre. Y, sujetando una esponja empapada en vinagre a una caña de hisopo, se la acercaron a la boca. Jesús, cuando tomó el vinagre, dijo:
S. «Está cumplido».
C. E inclinando la cabeza, entregó el espíritu.

Todos se arrodillan, y se hace una pausa.

Para reflexionar…

  • Te invitamos a que vayas siguiendo a algunos personajes durante la narración de la Pasión:
    • Pedro, cómo va pasando del ímpetu al miedo y del miedo a la traición.
    • María Magdalena, María la madre de Jesús y Juan, como hacen del miedo su valor, para poder estar hasta el final acompañando y recogiendo el cuerpo de Jesús.
    • Pilatos, cómo decide lavarse las manos, pero no para cuidar, como hacemos por el Covid, sino para desentenderse.
    • ¿Qué papel juegas tú? ¿Dónde te sitúas?
  • Celebramos la muerte, con su dolor, con su dificultad, con su soledad que rasga nuestra serenidad… Estos días las cifras de muertos son tantas que a veces nos aislamos para no saber, para que no nos duela. Hoy deja que te duela, trata de ver las vidas que hay detrás de esas muertes. No son simples números, son historias, ilusiones y esperanzas truncadas de repente, sin más. Compara sus vidas con la de Jesús y reza por ellas.

Después de leer estas claves, te invito a releer el capítulo de Juan para leerlo acompañado de tanta gente que necesita de nuestra oración y nuestra responsabilidad, quedándonos en casa y haciendo lo que podamos por los demás.


Sugerencias para un Viernes Santo de cine

Hay muchas películas que recogen el mensaje de Viernes Santo, os remitimos a la estupenda selección que ha propuesto Religión Digital de cine para este día. También podéis seleccionar de nuestras guías de cine espiritual otra que os parezca más adecuada.

Nosotros para hoy, os proponemos una película de Paco Arango que aunque trata la tristeza de la muerte y del duelo que supone, no te sume en ella y te abre a la posibilidad de la resurrección. Además es una película familiar que merece la pena verse: Maktub. Aquí puedes descargar la ficha completa.

Echa un vistazo al trailer:

 

ViernesMaktub (2011)

La película está inspirada en hechos reales, en la vida de Antonio González Valerón, un joven canario que tiene cáncer. Manolo y Beatriz son un matrimonio que está muy mal, a causa de su trabajo y su forma de enfrentar la vida. Las relaciones con sus hijos tampoco son mejores y pasa por un momento muy crítico de estrés. El destino le lleva a cruzarse con Antonio, que, a pesar de estar enfermo contagia vida por donde va. Maktub es una palabra que, en árabe, significa “estaba escrito”, y quiere transmitirnos que  detrás de lo que nos va pasando en la vida hay un Plan Divino. ¿Te recuerda a la realidad de Jesús?

De entre todas las actividades propuestas, destacamos estas dos:

“Nuestra playa eres tú”
Es una canción que está dedicada a Antonio, el protagonista. Este chico era un rapero de la isla del Hierro que padeció cáncer y que desafortunadamente falleció hace unos años. Arango recibió de sus dosmejores amigos esta canción, “Nuestra playa eres tú”, con una letra llena de sentimientos y cariño hacia Antonio y una música compuesta por el también joven compositor canario Jorge Pérez. Al oírla, Paco Arango, el director, no dudó en incorporarla a la película y enseguida pensó en Laura Esquivel tanto para el papel de Linda como para que cantase el tema con Borja y Patricio (Bejotaeme y Crema). La puedes escuchar aquí:

  • ¿Crees que en esta canción se habla de que hay vida después de la muerte?
  • ¿Te has fijado en que emplea términos religiosos como cielo, ángel, luz? ¿Por qué crees que lo hace?
  • ¿Qué quieren decir los amigos cuando dicen de Antonio, que ya está muerto, “nuestra playa eres tú”?
  • ¿Qué relación tiene con el Viernes Santo? ¿Y con la pandemia que estamos viviendo?

 

Fragmento de una entrevista a Paco Arango, Director de Maktub
Lee este fragmento de una entrevista que le hicieron a Paco Arango mientras promocionaba la película.

  • Entrevistadora: Sí, son impresionantes y sobrecogedoras. Verle con tanta alegría, a pesar de lo duro de la situación, la vida en un hospital debe ser terrible (…). ¡Oye!, me llama poderosamente la atención una cosa. Estás hablando todo el tiempo sobre el tema del amor pero, además, la película se enfrenta con valentía al tema del valor sanador del sufrimiento. Defender algo así en estos tiempos que corren es de una enorme audacia. Parece que amor y dolor en esta sociedad actual no “casan”.
  • Paco: Es el misterio del sufrimiento. Es difícil de entenderlo. Mira, es como cuando uno va en un ascensor en el que hay mucha gente y de pronto entra alguien más. No te puedes mover, pero hay movimiento. Con el sufrimiento pasa igual. Hay muchos cambios alrededor del dolor, pero ese mismo sufrimiento también pone las cosas en su sitio. Cuando alguien muere en un hospital acompañado por el amor de quien le quiere bien, uno descubre que hay algo más importante, algo que está por encima de él mismo. Existe un libro, El Jesús que nunca conocí, de Philip Yancey. En él, el autor repasa, entre otros muchos capítulos de la vida de Jesús, el de las tentaciones del desierto y cómo Jesús sale reforzado cuando le dice al diablo que existe algo más fuerte que vivir sano y sin problemas, que es el amor. Esta es la única perspectiva desde la que se puede entender el sufrimiento de un niño con cáncer.

Reflexiona:

  • ¿Por qué ha elegido el director el título de Maktub? ¿Qué justificación tiene en la historia que cuenta?
  • ¿Qué te parece la anécdota del ascensor? ¿Y la del encuentro en el hotel? ¿Crees que son una casualidad o “Maktub”?
  • ¿Crees que puede tener sentido el sufrimiento? ¿Cómo ves lo que dice Paco Arango desde su experiencia en los
    hospitales con niños con cáncer?
  • ¿Qué te parece que están viviendo las personas aisladas con coronavirus? Su sufrimiento es mayor por la soledad. Por eso la labor de los “Juanes” y “Marías” que son el personal del hospital, acompañando hasta el final es tan grande. Hoy les recordamos con más cariño.
  • ¿Qué relación tiene con el Viernes Santo?

Puedes encontrar la película para ser vista  en alquiler o compra en streaming Apple Tv y Google Play Películas

 

Actividades para hacer en familia 

Acompañar al Papa Francisco en la retransmisión del Vía Crucis y la celebración de la Pasión

El Vaticano emitirá en directo estas celebraciones de Viernes Santo desde Roma:

  • A las 18:00 celebración de la Pasión del Señor en el Viernes Santo
  • A las 21:00 celebración del Vía Crucis. 

Puedes seguirlo en directo en su canal, aquí mismo comenzará a las horas indicadas:

Un Vía Crucis especial.

El Vía Crucis, el camino de la cruz, es una celebración tradicional que ayuda a los creyentes a acompañar a Jesús en el camino de la cruz, cargando con ella hasta su muerte. La Iglesia la propone en cuaresma, pero tiene su lugar especial en el Viernes Santo. Se van haciendo una serie de paradas, o estaciones en las que se va reflexionando sobre los momentos más duros de ese camino y se reza por las personas más cercanas.

En este enlace te dejamos el documento que va a usar el Papa en el Viacrucis del día 10 de abril de 2020. Nosotros te ofrecemos una idea, que es rezar por una intención en cada estación que esté relacionada con nuestra situación actual.

  • I estación: Jesús es condenado a muerte
    • Te pedimos por tantas personas que han empezado el mes de marzo sin saber que estaban “condenadas” a muerte por un virus asesino, invisible que ha sido juez y ejecutor de su condena. Que tu entrega consuele su dolor y estén contigo.
  • II estación: Jesús con la cruz a cuestas
    • Te pedimos por tantas personas que se han echado a la espalda la cruz del coronavirus y se han desplazado a ayudar a los demás, renunciando incluso a vivir con sus familiares para no contagiarles. Ellos y ellas han tomado tu cruz y se han puesto en camino.
  • III estación: Jesús cae por primera vez
    • Te pedimos por las personas que a pesar de intentarlo, caemos. Por aquellos a los que el confinamiento, aunque sea “algo fácil de hacer”, se nos hace angustiante, y cuesta arriba. Para que seamos capaces de levantarnos, como tú, para seguir adelante.
  • IV estación: Jesús encuentra a su madre
    • ¿Cuántas madres y cuántos hijos viven hoy separados a causa de este virus? Te pedimos por esas familias que intentan paliar el contacto humano a través de pantallas, a través de videollamadas. Por todas esas familias separadas, que desean encontrarse.
  • V estación: El Cirineo ayuda a Jesús a llevar la cruz
    • Tenemos presentes a tantos cireneos, con ropa de reponedor de supermercado, con llagas de recoger fruta, de preparar alimentos, por los cireneos que llevan a gala recoger nuestras basuras, por esos trabajadores de residencias que se sientan a sujetar la tablet o el teléfono, su cruz, a esos ancianos para que puedan ver a su familia. Si algo nos ha hecho ver esta crisis, es la cantidad de cireneos que sostienen nuestras cruces cotidianas. Por ellos nuestra oración.
  • VI estación: La Verónica enjuga el rostro de Jesús
    • Quizá el gesto, en medio de tu tortura, de la sangre, de la cruz, de la burla, sea muy sencillo, pero es muy potente. Pedimos por tantos voluntarios que no son sanitarios, pero que siguen intentando enjugar el rostro de los que sufren, haciendo una compra o una llamada o un rato de conversación a una vecina que está sola. Por tantas verónicas que son capaces de enjugar tantos rostros cubiertos de lágrimas ocultas.
  • VII estación: Jesús cae por segunda vez
    • En esta estación pedimos por esas personas que empezaron con fuerza en la cuarentena, con rutinas, con salidas al balcón, con iniciativa… y que ahora, al alargarse, van decayendo, para que el ejemplo de Jesús al levantarse y aceptar su situación les ilumine.
  • VIII estación: Jesús encuentra a las mujeres de Jerusalén
    • Las mujeres. Eso encuentra Jesús en Jerusalén. Esa sensibilidad especial, esa fuerza que da la feminidad, esa entrega y esa empatía que destilan todas las personas que aprenden a cuidar y ser fuertes. Pedimos por todas las mujeres que están sufriendo una doble tortura en este confinamiento, la del coronavirus y la del virus del machismo asesino. Que no pierdan la esperanza, ellas son las favoritas de Jesús, en su camino a la cruz, pero también en su gloria.
  • IX estación: Jesús cae por tercera vez
    • En esta estación pedimos por todas las personas que aún no han caído, pero que caerán. Por todas las personas que tendrán esos momentos de angustia, para que mirándote a ti, Señor Jesús, encuentren las fuerzas para levantarse y levantar a los que tienen cerca.
  • X estación: Jesús es despojado de sus vestiduras
    • Este confinamiento nos ha despojado de muchas cosas, quizá hasta de nuestras vestiduras por pasar el día en pijama o chándal. Pero nos ha despojado de nuestra libertad, de nuestra economía, de nuestro estilo de vida… nos ha dejado desnudos de apariencias y vestidos de cruda realidad. Te pedimos Señor por todos los que hemos sido así despojados, para que aprendamos qué es lo que vale de verdad en la vida.
  • XI estación: Jesús es clavado en la cruz
    • ¿Cuántas personas son clavadas por agujas y tubos cada día? ¿Cuántas faltan aún? Te pedimos por todos los que en estos momentos están en los hospitales y las UCI como enfermos, para que sean “pacientes” y que sigan luchando como tú hasta el final.
  • XII estación: Jesús muere en la cruz
    • Mueres. Mueres en cada muerto. Mueres en cada persona que tiene detrás una historia, unas vidas entretejidas de ilusiones y esperanzas que se cortan de golpe en mitad de su trama. Te pedimos por tantas personas que están muriendo en el mundo. Para que igual que te acompañan en tu muerte, te acompañen en tu resurrección.
  • XIII estación: Jesús es bajado de la cruz
    • La escena es dolorosa en grado sumo. Pocas personas acompañándote muerto, pocas personas como lo que ocurre hoy. No podemos ni despedirnos de los muertos por el virus. No podemos acompañar a las familias. Que María, tu madre, igual que te recogió a ti en sus brazos, recoja a tantas personas muertas estos días envueltas en sudarios de soledad.
  • XIV estación: Jesús es puesto en el sepulcro
    • Ni sepulcro tenemos en estos momentos. Los palacios de hielo se convierten en reinos de muerte y féretros llenos de esperanzas truncadas en un adiós que no se puede ni pronunciar. Te pedimos por esas personas que se encargan de velar y acompañar a nuestros seres queridos difuntos en este trance. Para que no pierdan el ánimo y como José de Arimatea, hizo contigo, velen para que tenga un lugar donde esperar que sea digno.

Esperamos ayudarte a contextualizar esta celebración de la muerte de Jesús con estas reflexiones.

 

Algunas canciones de Viernes Santo

No lleves cuentas del mal, Nico Montero

Nadie te ama como yo, de Martín Valverde

Si conocieras como te amo, de la Hermana Glenda

Cristo, de Kairoi:

Perdona a tu pueblo Señor:

Junto a la cruz, de Grupo Expresarte:

Rosas Blancas, de Toño Casado, una canción que narra la muerte de una madre, el duelo de un hijo y el silencio de la esperanza:

Viacrucis completo del grupo Hakuna:

 

Oración en familia

Os dejamos una oración para hacer en familia en este Viernes Santo:

Viernes

Querido Jesús:

Ayer decías que nos amabas, 

y hoy nos lo demuestras. 

“Ayer” vivíamos una vida automática,

y hoy vivimos una vida confinada.

Ayer el reloj y el estrés marcaban el ritmo

y hoy las horas y la soledad alargan los ritmos. 

Tu muerte nos hace patentes tantas muertes.

Y no aprendemos, 

y cada año repetimos curso

como malos alumnos 

que se niegan a aprender

que esto de la vida va en serio

que un virus maldito te arrebata

sueños y esperanzas 

en un ataque invisible. 

Señor Jesús,

ayúdanos, celebrando tu muerte

a amar más la vida, 

a valorar cada sensación, 

por pequeña que sea 

y a empeñarnos en lograr

un mundo más humano

que sepa amar hasta el extremo.

Amén. 

Jesús M. Gallardo Nieto

Profesor de Religión Católica