#EducandoDesdeCasa – Pastoral – Pascua de cine – Domingo de Resurrección

ResurrecciónDomingo de Resurrección. Cuando todo parecía perdido, cuando parecía que el plan de Jesús no era el plan de Dios… Se rasga la noche porque el sepulcro está vacío y temprano de mañana, las mujeres, sí mujeres, las primeras en encontrarse con él. Ofrecemos materiales para preparar la Vigilia de esta noche y para disfrutar mañana en familia del Domingo de Resurrección.

Sentido del Domingo de Resurrección y la Vigilia Pascual

El Domingo de Resurrección comienza con la Vigilia Pascual. La Iglesia desde muy antiguo ha querido celebrar la Resurrección de Jesús en la noche de Pascua, cuando la luna llena ilumina la esperanza y ilusiones de todos los cristianos del mundo. El Misal Romano propone celebrarla entrada la noche, y si fuera posible de manera que el canto del Aleluya coincida con la media noche. Así nos lo recuerda (los textos en negrita, son resaltados propios):

1. Según una antiquísima tradición, ésta es una noche de vela en honor del Señor (Ex 12, 42). Los fieles, tal como lo recomienda el Evangelio (Lc 12, 35 ss), deben asemejarse a los criados que, con las lámparas encendidas en sus manos, esperan el retorno de su Señor, para que cuando llegue les encuentre en vela y los invite a sentarse a su mesa.

2. La celebración de esta Vigilia se desarrolla de la siguiente manera: después de un breve lucernario o liturgia de la luz (que es la primera parte de la Vigilia), la santa Iglesia, llena de fe en las palabras y en las promesas del Señor, contempla las maravillas que el Señor Dios realizó desde el principio en favor de su pueblo (segunda parte de la Vigilia o liturgia de la palabra), hasta que, al acercarse el día de la resurrección y acompañada ya de sus nuevos hijos renacidos en el bautismo (tercera parte de la Vigilia o liturgia bautismal), es invitada a la mesa que el Señor, por medio de su muerte y resurrección, ha preparado para su pueblo (cuarta parte de la Vigilia o liturgia eucarística).

3. Toda la celebración de la Vigilia pascual debe hacerse durante la noche. Por ello no debe escogerse ni una hora tan temprana que la Vigilia empiece antes del inicio de la noche, ni tan tardía que concluya después del alba del domingo.

Es una celebración especial que da inicio a una semana de celebración de la Resurrección de Jesús. Y desde el principio prácticamente ha conservado su estructura en cuatro partes:

  • Rito de la Luz: La liturgia de esta noche comienza en oscuridad. Se bendice el cirio pascual y se encienden las velas en torno a él. Se hace una pequeña procesión por lo que muchas veces se inicia fuera del templo esta parte de la Vigilia. El sentido es que siguiendo a Jesús, no tenemos miedo a las tinieblas que nos rodean. En este confinamiento, es un sentimiento que necesitamos experimentar. Jesús no nos deja en el dolor, es la luz que ilumina nuestras sombras. Esta parte concluye con el canto del Pregón Pascual. Un himno muy antiguo que proclama la Resurrección de Jesús.
  • La liturgia de la Palabra: Esta noche hay muchas lecturas, partiendo del Génesis hasta el Evangelio que proclama la Resurrección. La idea es que la Iglesia mire la Historia (lo que sucede) como Historia de Salvación (Dios está detrás, hay un plan divino). Cada creyente se une a esta celebración. Debemos mirar lo que está sucediendo como parte de un plan. Nuestra vida y nuestra fe son mayores que la dificultad. Somos más que el coronavirus, hemos tenido una historia personal previa y la tendremos después. A pesar de los que se quedan por el camino, no podemos perder la esperanza. Releer la Historia de Salvación a la luz de la Resurrección nos invita a mirar este confinamiento desde la luz de Jesús. Hay dos momentos importantes:
    • El paso de las lecturas del Antiguo Testamento a las del Nuevo. Con el canto del Gloria que lleva sin cantarse desde el Miércoles de Ceniza.
    • El canto del Aleluya, en el que nos unimos a Cristo en su Resurrección y que no se ha cantado en toda la Cuaresma.
  • Liturgia bautismal: Si el fuego y la Palabra han tenido su momento de protagonismo, ahora el agua y el recuerdo de nuestro Bautismo salen a escena. La Iglesia Antigua solo bautizaba a sus miembros en esta noche, en la Vigilia Pascual, nacer a Cristo, nacer con Cristo Resucitado. Esta noche renovamos las promesas de nuestro bautismo, confesamos nuestra fe en el Dios de la vida, y nos rociamos con agua bendita. Limpiarnos, no solo como gesto sanitario, sino ritual y renovar la promesa de hacer des este mundo el Reino de Dios.
  • Liturgia eucarística: desde el jueves no hemos celebrado la Eucaristía, hemos comulgado, pero no hemos celebrado. Hoy nos volvemos a encontrar con el Señor resucitado y vuelve a hacerse presente en nuestra mesa como pan que se parte y vino que se regala. El grito esta noche, que inaugura el Tiempo Pascual es “Aleluya”, que significa “Alabado el Señor”. Lo necesitamos, necesitamos vida en este “valle de lágrimas” que nos rodea.

De alguna manera todas las celebraciones siguen este esquema. Es la celebración de las celebraciones para los cristianos.

Lecturas del Domingo de Resurrección (selección)

No vamos a poner todas las lecturas aquí. Puedes leerlas todas en esta página de los Dominicos nosotros te proponemos reflexionar y leer despacio la lectura del Evangelio de la Misa del Domingo de Resurrección, la que se celebra el domingo por la mañana:

El primer día de la semana, María la Magdalena fue al sepulcro al amanecer, cuando aún estaba oscuro, y vio la losa quitada del sepulcro. Echó a correr y fue donde estaban Simón Pedro y el otro discípulo, a quien Jesús amaba, y les dijo: «Se han llevado del sepulcro al Señor y no sabemos dónde lo han puesto». Salieron Pedro y el otro discípulo camino del sepulcro. Los dos corrían juntos, pero el otro discípulo corría más que Pedro; se adelantó y llegó primero al sepulcro; e, inclinándose, vio los lienzos tendidos; pero no entró. Llegó también Simón Pedro detrás de él y entró en el sepulcro: vio los lienzos tendidos y el sudario con que le habían cubierto la cabeza, no con los lienzos, sino enrollado en un sitio aparte. Entonces entró también el otro discípulo, el que había llegado primero al sepulcro; vio y creyó. Pues hasta entonces no habían entendido la Escritura: que él había de resucitar de entre los muertos.

Para reflexionar…

  • Este fragmento del Evangelio nos sirve de modelo para los demás. Los cuatro testimonios de la Resurrección de Jesús en los evangelios tienen variaciones: quién fue, cuántos ángeles había, cómo estaba el sepulcro, en qué momento… Pero hay un testimonio unánime en la Iglesia: las primeras, las mujeres. Las que vencieron el miedo a ser vistas y apresadas por cuidar el cadáver de Jesús, fueron las mujeres, las que no aguantaron más y fueron corriendo de mañana, al sepulcro a darle los últimos cuidados y despedida de un cadáver, hacer las oraciones, ungüentos y en el fondo despedir al cádáver. Todo eso era más fuerte que el miedo. Ellas lo vencieron por amor. Porque el AMOR es más fuerte que el miedo. Y Jesús las recompensó.
  • En este fragmento hay dos posturas más:
    • La de Pedro, que si bien sale corriendo cuando María Magdalena, la primera misionera, le anuncia que el cuerpo no está y que lo ha visto vivo, se queda atrás. No puede correr tan ligero como Juan porque la culpa le pesa, a pesar de todo llega allí, y necesita ver todos los elementos para creer, aunque no lo manifiesta el fragmento del Evangelio y por eso en el capítulo 21, el siguiente encontraremos el fragmento donde se pone de manifiesto la entrega de Pedro: “¿Me amas más que estos?”
    • La de Juan, que es el que corre más raudo, porque estuvo hasta el final porque la ilusión del reencuentro le impulsa… No necesita nada más que entrar, ver y creer. Porque el AMOR vence a la muerte, porque el amor aligera la culpa, porque el amor vence al miedo.
  • Tres posturas: María, Pedro y Juan… ¿Dónde estás tú?

Después de leer estas claves, te invito a releer el capítulo completo de Juan para leerlo acompañado de tanta gente que necesita de nuestra oración y nuestra responsabilidad, quedándonos en casa y haciendo lo que podamos por los demás. Te sugiero que acompañes a María Magdalena en ese encuentro estimulante que tiene con Jesús.

A la luz del Evangelio te invito también a escuchar esta canción de Amaral… Si la cantara María Magdalena, no cambiaría ni una coma de la letra… Piensa en la situación: saliendo el sol, de mañana, triste y ojerosa de llorar toda la noche… ¡Se encuentra con Jesús que “hace que se vaya su melancolía y le devuelve de nuevo a la vida”!


Sugerencias para un Domingo de Resurrección de cine

Hay muchas películas que recogen el mensaje de Domingo de Resurrección, os remitimos a la estupenda selección que ha propuesto Religión Digital de cine para estos días. Todas las que narran la vida de Jesús. Os sugerimos ver un documental de hace unos años que hace un repaso a todas ellas en la dos de TVE. También podéis seleccionar de nuestras guías de cine espiritual otra que os parezca más adecuada.

Nosotros para hoy proponemos una película que acompaña a una tribuno romano en su búsqueda de respuestas ante los interrogantes que le lanza la muerte de Jesús, Resucitado. Aquí puedes descargar la ficha completa.

Echa un vistazo al trailer:

 

ResurrecciónResucitado (2016)

La historia se desarrolla desde el punto de vista del que será el encargado de investigar la desaparición del cuerpo del Resucitado, un soldado romano llamado Clavius, que, por orden de Poncio Pilato, se embarcará en la búsqueda del cadáver de
Jesús de Nazaret. Un caso con el que quieren acabar cuanto antes los miembros del Sanedrín y Pilato, para cerrar cualquier rumor sobre una posible resurrección, o bien sobre la llegada del Mesías esperado. Clavius, devoto de Marte, el dios de la guerra, vivirá todo el proceso, desde la muerte de Jesús hasta la desaparición del cuerpo, el cual deberá buscar a partir de un interrogatorio a los discípulos y al resto de sus seguidores, como María Magdalena. Poco a poco, el protagonista descubrirá el misterio pascual, mediante el encuentro con el «Resucitado», y así, llegará a la resolución del caso, que le llevará a una resolución de su propio camino vital.

De entre todas las actividades propuestas, destacamos estas dos:

Juego de Rol: ¿Quién ha robado el cuerpo de Cristo?
Elegid a uno de los testigos o personajes clave de la muerte y resurrección y preparad por equipos argumentos para una simulación de un juicio a José de Arimatea, acusado de facilitar a los apóstoles el robo del cuerpo de Jesús. Recuerda que el soldado que vigiló la tumba ha sido sobornado por el Sumo Sacerdote para que diga que los discípulos robaron el cuerpo: Poncio Pilato • Soldado que clavó la lanza • Soldado que vigiló la tumba • José de Arimatea • Fariseo presente en la crucifixión (grupo que insultaba a Jesús) • María, madre de Jesús • María Magdalena • María, madre de Santiago • Pedro • Juan, testigo también de la crucifixión • Sumo Sacerdote • Tomás

La ascensión y el envío… a una misión

  • JESÚS: Hermanos, me voy a preparar un lugar para vosotros. Marchad, recorred el mundo y predicad el Evangelio a todas las naciones. Seréis mis testigos en Jerusalén, en toda Judea y Samaria y hasta los confines del mundo. Y sabed que estaré con vosotros siempre.
    • Jesús se despide de sus discípulos en Galilea y los envía por todo el mundo con una misión. ¿Cuál es?
    • Investiga:  ¿Cuántos días estuvo Jesús con sus discípulos antes de la ascensión? ¿Por qué volvieron a Jerusalén antes de comenzar su misión? ¿Cómo murió Pedro, cuándo y dónde?
  • DISCÍPULO: No se trata solo de la vida eterna, sino de cómo vivimos la vida, con la espada o con el amor, y eso te cambia.
    • ¿Cómo le ha cambiado la vida a Clavius el encuentro con el Resucitado? ¿Qué crees que hará a partir de entonces?
    • El cristianismo se propagó rápidamente en el Imperio Romano, sobre todo en las ciudades, a pesar de las persecuciones de los primeros tres siglos. Durante el siglo IV se instauró la libertad religiosa para los cristianos, gracias al Edicto de Milán (313) y al apoyo del emperador Constantino.
    • ¿Cómo nos está cambiando la vida desde la fe en este tiempo de confinamiento? ¿Nos ayuda a llevarlo mejor ser creyentes?

Puedes encontrar la película en streaming RakoutenTV, Apple Store y Google Play Películas

 

Actividades para hacer en familia 

Acompañar al Papa Francisco en la retransmisión de la Vigilia Pascual

El Vaticano emitirá en directo a las 21:00 horas. Puedes seguirlo en directo en su canal, aquí mismo:

También puedes vivirla con los Salesianos de las dos inspectoría de España en las dos iPascuas que han preparado:

Una vigilia especial. 

Os proponemos seguir las cuatro partes de la Vigilia Pascual en Familia, en el apartado sobre las canciones te proponemos las que podéis cantar en cada momento. Podéis vivirlas un poco antes de la celebración de la Vigilia y así cuando sigáis la celebración recordar el eco de lo que habéis hecho.

  • Rito de la Luz: Apagad todo, bajad las persianas y encended unas velas. Cada uno de la familia debe decir a los demás como están siendo luz para los otros en estos días de confinamiento.
  • La liturgia de la Palabra: Vamos a escuchar después las lecturas, ahora os proponemos que cada uno cuente su pequeña historia de Salvación a los demás. Ya sabes que nuestra vida y nuestra fe son mayores que la dificultad. Somos más que el coronavirus, hemos tenido una historia personal previa y la tendremos después. A pesar de los que se quedan por el camino, no podemos perder la esperanza.
  • Liturgia bautismal: Juntos rezamos el Credo. Lo compartimos y tratamos de ver cómo estamos llevando a cabo nuestro compromiso bautismal.
  • Liturgia eucarística: Ofrecemos la cena de esta noche por tantas personas que no tienen qué cenar.

Esperamos ayudarte a contextualizar esta celebración de la muerte de Jesús con estas reflexiones.

 

Algunas canciones para la Vigilia

Liturgia de la luz

Llama de vida, Kairoí

Sois la sal, de Luis Guitarra

Sé mi luz, de la Ain Karem

Pregón Pascual, de Coro Rábeta:

Liturgia de la Palabra

Bendice alma mía al Señor

Vosotros seréis mi pueblo

Gloria, de Toño Casado

Aleluya de la Tierra, Brotes de Olivo:

Liturgia del agua (bautismal)

Agua lávame, Brotes de Olivo:

 

Mi Dios está vivo

 

Liturgia de la Eucaristía

Enciéndeme, Hakuna:

 

Bienaventuranzas, Kairoi:

 

Hoy el Señor Resucitó

Oración en familia

Os dejamos una oración para hacer en familia en este Domingo de Resurrección:

Querido Jesús:

Nosotros también queremos resucitar

o al menos volver a la vida.

Estamos aprendiendo, confinados

el valor de la vida.

Lo que antes no tenía valor:

la brisa, el aire, pasear, encontrarse…

Se ha vuelto valioso en esta experiencia

de vida confinada y muerte inesperada

que es esta pandemia.

Ayúdanos a no perder la esperanza.

Desde tu Pascua,

todo final es principio.

Haznos hombres y mujeres

de resurrección,

que llenemos de luz y vida

las paredes que nos cobijan.

Amén. 

Jesús M. Gallardo Nieto

Profesor de Religión Católica