Quizziz, una herramienta para aprender al ritmo de cada uno

quizzizQuizziz es una de esas herramientas que nos ayudan a llevar adelante una evaluación continua (hay muchas posibilidades de aprendizaje y continuamente le damos feedback a los alumnos) y sobre todo formativa, es decir, se les ayuda a ir haciendo progreso y aprendiendo de los errores. Quizziz tiene algunas ventajas sobre otras plataformas como Kahoot o Socrative. Vamos a analizarla y a proponerte algunos juegos para 1º a 3º de Religión en la ESO.

Aunque la más conocida de todas estas herramientas que tienen por objeto crear concursos de preguntas y respuestas para la clase posiblemente sea Kahoot, hay otras muy interesantes que podemos usar dependiendo del objetivo de la sesión si es algo más que simplemente hacer preguntas de tipo test mediante una aplicación. Todas sirven para aprender si la intención del profesor está detrás pero cada una nos permiten detalles diversos que las hacen más adecuadas para trabajar aspectos determinados SocrativePlickersGoogle Forms… Es bueno saber de cada una para optimizar la herramienta. En esta entrada vamos a hablar de Quizziz que tiene una peculiaridad que nos permite trabajar mejor con la diversidad en el aula ya que permite ir al ritmo de cada uno. Vamos a analizarla.

Peculiaridades de Quizziz

En primer lugar en el modo de juego Quizizz nos permite tres formas de acceder:

  1. Directo como las otras apps citadas, pero con la peculiaridad de que cada alumno puede ir a su ritmo dentro del marco que decida el docente;
  2. Como tarea asociable a TEAMS o Google Classroom: para ello hay que crear clases y dar de alta a los alumnos
  3. De manera individual como un enlace que cada uno juega cuando lo desea.

Los alumnos para jugar solamente tienen que entrar en la web: For Students – Quizizz e introducir el código que les da el profesor (no es necesario descargar nada y esto también es una ventaja).

 

La diferencia fundamental con las otras aplicaciones quizá está en que los alumnos van contestando y leyendo las preguntas no en la pizarra (que a veces hace que no se lea bien por la distancia) sino en su propio dispositivo, donde aparecen también las posibles respuestas que deben seleccionar, escribir, rellenar o pulsar. Y además el hecho de que cada uno mire su dispositivo, le da, bajo mi punto de vista, la funcionalidad más potente: cada alumno puede, dentro del marco que el profesor disponga (la duración de cada pregunta), ir a su ritmo. 

Algunos alumnos con dislexia o que necesitan un tiempo más pausado y no tan estresante para poder contestar, pueden ir a su ritmo. Incluso podemos ponernos cerca de ellos e ir ayudando o apoyando. Y todavía mejor, aunque por defecto el tiempo de velocidad de respuesta se premia con puntos (cuanto más rápido eres, más puntos tienes), el profesor puede configurar la prueba para que ese tiempo no se tenga en cuenta y solamente se premien las preguntas correctas. Es una buena herramienta para la atención a la diversidad.

Otros elementos que pueden ayudar son:

  • Se puede dar feedback después de cada pregunta bien como «memes» o con mensajes personalizados y añadir imágenes o textos para mejorar la comprensión de lo que se está trabajando.
  • Se pueden elegir algunas cuestiones que inciden directamente en que se produzca una evaluación formativa:
    • Elegir si se muestran las respuestas correctas después del fallo o no.
    • Elegir la opción de que los alumnos revisen sus fallos (y las respuestas que eran correctas) tras acabar el test.
    • Hacer preguntas de «repesca», es decir, volver a preguntar las preguntas que han fallado para afianzar el conocimiento.
    • Se pueden descargar los informes de resultados que ayudan a los alumnos a entender sus fallos. Los informes de resultados son completísimos, siendo posible enviar al alumno (o a su familia) un pdf con todos los detalles de su prueba.
  • Ofrece una gran variedad de tipos de preguntas en la misma prueba
    • Tipo test ordinario: una única respuesta correcta.
    • Varias respuestas correctas: varias opciones correctas.
    • Completar el espacio ‘en blanco’. Aquí además permite variar las posibles respuestas correctas entre mayúsculas y minúsculas o varias opciones.
    • Respuesta ‘abierta’: estas no se califican pero sirven para desarrollar y argumentar y se pueden corregir manualmente.
    • Encuesta: muy útil, aunque no se evalúa con nota tampoco, para conocer la opinión de los alumnos. A veces la utilizo para saber qué piensan de la unidad que acabamos de terminar.
  • También es posible seleccionar si los alumnos ven en qué posición van a lo largo de la prueba en relación con los demás o no. A veces puede estar bien para estimular la participación.
  • Y si hay dificultades y se quiere hacer la misma prueba a un alumno que lo necesite con más tiempo aún, se puede imprimir el test una vez realizado.
  • Por último, una opción muy interesante es que en el buscador se pueden encontrar pruebas en abierto preparadas por millones de docentes que las ponen a disposición de quien quiera hacerlas. Aunque no podamos modificarlas, sí podemos jugar con ellas y ahorrar tiempo de preparación mejorando el aprendizaje de nuestros alumnos.

Hay muchos tutoriales online para comprender mejor. Aquí dejamos alguno que puede ser sencillo y de los más breves y permite empezar de cero y crear nuestro propio test: