Conclusiones del Foro sobre el Currículo de Religión Católica

conclusionesConclusiones estimulantes y retos de cara a todas fuerzas vivas en hacer llegar a término el Currículo de Religión Católica han puesto colofón final a este excelente trabajo realizado hasta el pasado 22 de abril de 2021. Ofrecemos un pequeño análisis con algunas sugerencias para implementar las 10 conclusiones desde este mismo momento en nuestras clases de Religión Católica.

Antes de nada cabe destacar la buena acogida de esta iniciativa y de la cantidad de personas que han podido participar de manera frecuente y pausada. Estos datos se pueden comprobar con gozo en el documento que se ha editado llamado «El foro en cifras«.

Para facilitar la lectura del completísimo documento de síntesis, la Conferencia Episcopal ha facilitado un resumen a modo de decálogo al que añadimos algunas posibilidades de trabajo y una pequeña reflexión.

Conclusiones del foro a modo de decálogo

1. Una Iglesia que apuesta por la centralidad de la persona en la educación
La persona del alumno y la persona del profesor de Religión Católica han sido los protagonistas de este foro. Esta es una corriente que se está dando en la Iglesia, la acción sobre la persona y sus necesidades por encima de otros planteamientos. Por eso se nos ha dicho que «este marco eclesial de nuestro tiempo debe constituir una fuente de inspiración para la actualización del nuevo currículo de Religión católica».

Material para trabajar y reflexionar:

 

2. El Espacio Europeo de Educación y la creciente preocupación por la humanización
El marco Europeo y el desarrollo de las competencias así como la búsqueda de sentido, han marcado la reflexión en el desarrollo del currículo por ello se nos anuncia que «el nuevo currículo de Religión católica deberá plantearse en diálogo con estos desafíos globales identificando sinergias y oportunidades».

Material para trabajar y reflexionar:

 

3. La LOMLOE: un nuevo marco pedagógico para los currículos de todas las áreas y materias
La Religión Católica es una asignatura más y como tal debe «plantearse en línea con el marco pedagógico de la LOMLOE, es decir, en clave de competencias y en referencia a sus descriptores en los perfiles de salida que fijarán las Administraciones educativas».

Material para trabajar y reflexionar:

 

4. La Teología como fuente epistemológica del currículo de Religión católica
Hemos descubierto en la reflexión compartida a «la Teología como discurso académico sobre la fe, capaz de inspirar la selección de aquellos contenidos esenciales para la reflexión sobre el mensaje cristiano». Por eso es fundamental que el nuevo currículo dé a la Teología el lugar que le corresponde y que los profesores de Religión Católica, partiendo de estas conclusiones, seamos capaces de formarnos para ser los «teólogos del aula».

Material para trabajar y reflexionar:

 

5. El diálogo fe-cultura como actitud fundante de la enseñanza de la religión
En el desarrollo de la reflexión sobre el currículo nos hicimos conscientes de la necesidad de «abrir puertas y ventanas a todo lo que preocupa en nuestros contextos, locales y globales». Al tomar como centro a la persona, hacemos opción por descubrir cómo vive esa persona en su cultura y qué papel tiene la fe en ella. El nuevo currículo apostará por comprender y comprometerse «con el legado cultural y todo su patrimonio artístico y social, visibilizando sus raíces cristianas; y será necesario acoger con plena responsabilidad la promoción de la dignidad personal y los derechos humanos de todos y todas, el cuidado del planeta y la construcción de la “casa común”, la denuncia de la injusticia y la propuesta de la inclusión, la formación de la ciudadanía global y el fortalecimiento de las libertades fundamentales y la democracia».

Material para trabajar y reflexionar:

6. Un currículo de Religión católica en línea con las finalidades propias de la escuela
El nuevo currículo «deberá diseñar sus intenciones educativas en línea con las finalidades propias de la escuela, la formación integral, el diálogo y la comprensión crítica de la cultura, el conocimiento de las sociedades y la participación responsable en su construcción social; habremos de tener en cuenta también los desafíos globales del paradigma tecnocrático que la escuela tendrá que afrontar». Es algo que la asignatura de Religión Católica nunca ha dejado al margen de sus intereses y que muchos profesores hemos trabajado a través del Cine como herramienta complementaria a nuestro trabajo.

Material para trabajar y reflexionar:

 

7. Un currículo de Religión católica con un enfoque competencial
En coherencia con la estructura curricular que la LOMLOE establecerá, el nuevo currículo de Religión «deberá definir sus competencias específicas en cada una de las etapas educativas vinculándolas con las ocho competencias clave e indicando su contribución educativa a los perfiles de salida». Además, deberá enumerar los aprendizajes básicos para cada etapa, es decir, los contenidos, teniendo en cuenta las dimensiones cognitiva, instrumental y actitudinal; también deberá fijar los criterios de evaluación para cada etapa: segundo ciclo de Infantil, por ciclos en Primaria, y por cursos en ESO y Bachillerato. La Comisión cree que también se podrían incorporar algunas orientaciones sobre metodología y situaciones de aprendizaje propias de una didáctica basada en las competencias.

Material para trabajar y reflexionar:

 

8. Un currículo que se puede programar por ámbitos de forma globalizada e interdisciplinar
Cada vez más somos conscientes, y así se recoge en la LOMLOE, de que el aprendizaje no es algo aislado de una materia concreta. En la vida no hay separación por asignaturas. El nuevo currículo se hará eco de esta realidad y fomentará la programación de manera globalizada para los aprendizajes básicos y de forma interdisciplinar. De esta manera la asignatura de Religión Católica se verá inmersa en un marco más amplio que responde al aprendizaje real de los alumnos.

Material para trabajar y reflexionar:

 

9. Un currículo abierto a las metodologías activas y cooperativas
Entre las propuestas metodológicas actuales, hay muchas que son afines a la enseñanza de la Religión Católica. Se presentó una experiencia sobre el Aprendizaje Servicio, pero no es la única. Algunas metodologías encajan perfectamente con la naturaleza sinodal de la Iglesia como el Aprendizaje Cooperativo. Por ello es posible que el nuevo currículo acoja estas propuestas metodológicas.

Material para trabajar y reflexionar:

 

10. Un currículo común contextualizado en los entornos locales
Conjugar lo local con lo global es una tarea que hace que el aprendizaje de los alumnos sea más significativo. El nuevo currículo podrá contemplar, en el marco de la LOMLOE un porcentaje de posibilidades de concreción local. Seguro que nos sirve para cuidar de manera más personalizada de la «casa común».

Material para trabajar y reflexionar:

 

Se puede visionar la sesión final donde se presentaron las conclusiones en este vídeo:

Jesús M. Gallardo

Profesor de Religión Católica