Jesús, nuestro amigo: Canciones y poesías para la Clase de Religión en Infantil y Primaria

JesúsJesús es el protagonista de nuestras clases de Religión Católica. En los primeros cursos de Educación Primaria y en Educación Infantil, cantar, bailar y recitar poesías ayuda a los niños a acercarse a Jesús no solamente desde los conceptos que se trabajan en las distintas composiciones, sino desde la emoción que suscita la música y el ritmo de las poesías. Os ofrecemos una selección muy útil de canciones, poesías y oraciones para trabajar con los más pequeños.

Canciones para alabar a Jesús y divertirse

¡Buenos días!
Buenos días, Sol y cielo.
Buenos días, compañero.
Buenos días nos dé Dios al mundo entero.

Jesús, nuestro amigo
Yo tengo un amigo que me ama,
me ama, me ama.
Yo tengo un amigo que me ama,
su nombre es Jesús.
Y estaremos en su viña trabajando
en la viña del Señor.
Tú tienes un amigo que te ama, te ama, te ama.
Tú tienes un amigo que te ama, su nombre es Jesús.

Hoy es un día de fiesta
Hoy es un día de fiesta,
vamos a cantar. (2)
Cantemos todos juntos como hermanos.
Hoy es un día de fiesta,
vamos a jugar. (2)
Cantemos todos juntos,
juguemos todos juntos como hermanos.
Hoy es un día de fiesta,
vamos a bailar. (2)
Cantemos todos juntos,
juguemos todos juntos,
bailemos todos juntos como hermanos.

Santo, santo
Santo, santo, santo es el Señor, Dios del universo.
Llenos están el cielo
y la Tierra de tu gloria, hosanna.
Hosanna, hosanna, hosanna, hosanna, hosanna en el cielo.
Bendito el que viene en nombre del Señor,
hosanna en el cielo, hosanna.
Hosanna, hosanna, hosanna, hosanna, hosanna en el cielo.

Gloria, gloria, aleluya
Gloria, gloria, aleluya. (3) En nombre del Señor.
Cuando sientas que tu hermano
necesita de tu amor,
no le cierres tus entrañas ni el calor del corazón;
busca pronto en tu recuerdo la palabra del Señor:
mi ley es el amor.

Una hormiguita en la tripita
Tengo,
¡oh!, ¡oh!, ¡oh!,
una hormiguita en la tripita,
¡oh!, ¡oh!, ¡oh!,
que me está haciendo cosquillitas,
¡oh!, ¡oh!, ¡oh!,
y no me deja dormir

María está pasando por aquí
María está pasando por aquí,
y cuando Ella pasa
todo se transforma:
la alegría viene,
la tristeza se va

Bendecir la mesa
Por este pan,
por este don,
te alabamos,
te alabamos.
Por este pan,
por este don,
te alabamos, Señor.

Alaba a tu Señor
Yo tengo un gozo en el alma; grande,
gozo en el alma, grande.
Gozo en el alma y en mi ser.
¡Aleluya, gloria a Dios!
Es como un río de agua viva, río de agua viva,
río de agua viva en mi ser.

Ama a tu hermano y alaba a tu Señor,
ama a tu hermano y alaba a tu Señor.
Da gloria a Dios, gloria a Dios,
gloria a Él.
Ama a tu hermano y alaba a tu Señor.

Santa María del camino
Mientras recorres la vida
tú nunca solo estás,
contigo por el camino
Santa María va.
Ven con nosotros al caminar,
Santa María, ven. (2)
Aunque te digan algunos
que nada puede cambiar,
lucha por un mundo nuevo
lucha por la verdad.
Ven con nosotros al caminar,
Santa María, ven. (2)

Poesías

Un ángel viene
Un ángel viene,
un ángel se acerca.
A un pastorcillo
el ángel le cuenta:
¡Jesús ha nacido!
Mira esa estrella.
Te lleva hasta el Niño
si sigues su estela.

Somos pequeños
Somos pequeños
y nada tenemos,
pero muchos besos
a Dios le daremos.

Amiguito
Ten mi bufanda,
toma mi abrigo.
Que yo no quiero
que pases frío.

Toma mi pan
y mi chocolate.
Que yo no quiero
que pases hambre.

Toma mis juguetes,
juega conmigo.
Y no estés triste,
que soy tu amigo.

Rosa, lila,
violeta Rosa,
lila, violeta,
te ofrezco,
Virgen María;
si pudiera traerte un jardín
mayor mi alegría sería.

Dios nos quiere
Dios nos quiere
Dios nos ama;
algo bueno nos va a dar.
Dios nos quiere,
Dios nos ama;
un regalo muy especial:
¡Jesús!

Los Reyes Magos
En Oriente hay una estrella
que a los Reyes Magos guía,
y en el portal de Belén
nace el hijo de María.

Fiesta
Mañana no hay clase.
Mañana es domingo.
Iremos a misa
con el traje limpio.
Jugaremos luego todos los amigos.
E iremos al cine
o iremos al circo.

Mis manos
Mis manos están alegres
y ellas solas se divierten;
otras veces están tristes
y la tristeza transmiten.

Cuando las manos se enfadan,
buena pelea preparan,
y al terminar la contienda
se perdonan y se abrazan.

Desde lejos se saludan
y al encontrarse se besan;
como son buenas hermanas,
pocas veces se amenazan.

Con poco dinero viven,
aunque a veces
también piden y
con gozo se despiden.

Iguales
Niño que ves a otro niño,
y sabes que no es de aquí,
no le trates de inferior,
porque tiene otro color,
o acento de otro país.

Dale la mano y un beso.
Sólo te hace sentir superior
ser más abierto y cercano,
ser más justo y solidario,
y tener… más corazón.

Ojos
Los ojos son para ver,
para mirar y observar,
para hablar y convencer,
para agradecer y amar,
para dejar entrever
lo más bello de admirar:
lo que hay dentro de cada ser.

Oraciones para orar con Jesús

Ángel de la guarda
Ángel de la Guarda,
dulce compañía,
no me dejes solo
ni de noche ni de día.
No me dejes solo que me perdería.

Jesusito de mi vida
Jesusito de mi vida,
Tú eres Niño como yo,
por eso te quiero tanto
y te doy mi corazón;
tómalo, tuyo es, mío no.

Danos la paz
Danos la paz;
construye nuestra paz.
Queremos vivir en tu paz.
Te lo pedimos, Señor.
Para que el mundo crea que vienes con nosotros;
tú que eres nuestro amigo de verdad.

¡Viva la Madre de Dios!
Aunque soy tan pequeñito
y tengo tan poca voz,
nada me impide gritar:
¡Viva la Madre de Dios!

Cuando estamos tristes
Cuando estamos tristes,
los amigos dicen bonitas palabras.
Cuando estamos solos,
los amigos nos acompañan.
¡Jesús es nuestro amigo!

Padre nuestro
Padre nuestro,
que estás en el cielo,
santificado sea tu nombre,
venga a nosotros tu Reino,
hágase tu voluntad
en la Tierra y en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada día.
Perdona nuestras ofensas como noso- tros
perdonamos a los que nos ofenden. No nos dejes caer en la tentación,
y líbranos del mal.

Hoy, Señor, te damos gracias
Hoy, Señor, te damos gracias
por la vida, la Tierra y el Sol.
Hoy, Señor, queremos cantar
las grandezas de tu amor.

Ave María
Dios te salve, María,
llena eres de gracia.
El Señor esté contigo.
Bendita Tú eres
entre todas las mujeres
y bendito es el fruto
de tu vientre, Jesús.
Santa María, Madre de Dios,
ruega por nosotros, pecadores,
ahora y en la hora
de nuestra muerte.

Cuatro esquinitas
Cuatro esquinitas
tiene mi cama,
cuatro angelitos
que la acompañan;
dos a los pies,
dos a la cabecera
y la Virgen María,
que es mi compañera, me dice:
—Duerme y reposa

Señor, protégenos esta noche
Protégenos de todos nuestros miedos,
que los ángeles nos guarden al dormir
hasta que el Sol vuelva a lucir
y nos despierten sus destellos.

Dad gracias a Dios
Dad gracias a Dios que nos creó,
que a los pájaros el canto les dio,
que hizo el mundo y lo hace girar
a lo largo del año sin descansar.
y no tengas miedo de ninguna cosa que yo te acompañaré
y mis angelitos también.

Jesús, José y María
Jesús, José y María,
os doy el corazón
y el alma mía.

Con Dios
Con Dios me acuesto,
con Dios me levanto,
con la Virgen María
y el Espíritu Santo.

Jesús
¡Jesús!
Me gusta repetir tu nombre,
porque has venido
para salvarnos.
Tú me enseñas a perdonar.
Tú me invitas a compartir.
Tú me dices cómo amar.
Tú me haces vivir.
¡Jesús!
Me gusta repetir tu nombre.

 

Puedes descargar todo este material en versión imprimible pinchando aquí.