#ReliEsTendencia – Los alumnos y las familias en la enseñanza religiosa escolar

AlumnosLos alumnos y las familias son esenciales en el proceso de enseñanza y aprendizaje. De hecho hay un triángulo interesante que pone en relación a los docentes con los alumnos y la materia de Religión Católica. Los alumnos y sus familias son fundamentales a la hora de escoger esta materia.

En la mayor parte de los casos, los estudiantes matriculados en la clase de Religión representan lo que se ha denominado «catolicismo cultural», es decir, alumnos que provienen de familias de tradición católica pero poco vinculadas a la práctica cotidiana de esta confesión (asistencia a misa, asiduidad a los sacramentos, etc.) y con un bajo nivel de adhesión a la Iglesia como institución.

Alumnos

 

 

La mayor parte se declara católica (más del 60%), mientras que los practicantes constituyen una minoría muy comprometida y activa.

Uno de cada cinco alumnos es calificado como católico practicante. Por etapas, la implicación religiosa disminuye a medida que aumenta la etapa educativa, de modo que los alumnos más comprometidos son los de Primaria y los que menos son los de Secundaria.

 

 

Destaca también la presencia de «indiferentes» (14%) especialmente en Secundaria, que evidencian el paulatino proceso de secularización que viene desarrollándose en España desde hace décadas. De hecho, el 44% de los docentes consultados cree que la Religión tiene hoy menos importancia para sus alumnos que la que tenía, por ejemplo, hace 5 años. Y no solo eso; para los próximos años la mayoría está convencida de que esta situación no mejorará (un 57% opina que será igual o peor que ahora).

Alumnos

 

 

¿Cómo ven las familias la enseñanza de la Religión en la escuela?

A diferencia de la imagen pública (un tanto distorsionada) de la asignatura de Religión como algo problemático, tanto los docentes que la imparten como las familias que la eligen para sus hijos (un 63%) la valoran positivamente.

Alumnos

La mayor parte de las familias aprecia esta clase por el tipo de valores que propone (75%) y porque se considera útil para la formación de sus hijos (73%). También destaca el porcentaje de los que creen que puede ayudar a comprender y valorar nuestra cultura (61%) y de aquellos que ven en ella un apoyo en el crecimiento personal de los alumnos (67%).

Alumnos

Aprender «solo conceptos» no es suficiente. También es necesario educar en valores, como la solidaridad, la justicia, el respeto… que favorezcan el crecimiento personal.

Jesús M. Gallardo Nieto

Profesor de Religión Católica