Cuaresma: 40 días para caminar en la fe

CuaresmaEl Miércoles de Ceniza marca en la tradición cristiana el comienzo de la Cuaresma. Cuarenta días para que los creyentes cristianos expresen con diversos signos su fe. Es un tiempo favorable para volver a recordar los documentos que el papa Francisco regaló a los creyentes para comprender la misericordia. Es un tiempo favorable para analizar en clase de Religión Católica los elementos básicos de este tiempo litúrgico.

La Cuaresma en el marco del año litúrgico

Tal como expresa la introducción al currículo de Educación Primaria de la LOMCE, la vida eclesial es alimentada y servida mediante los diferentes sacramentos instituidos por Jesucristo, está ritmada por los tiempos litúrgicos, se expresa en la oración comunitaria y la caridad, fructifica en la generación de una civilización del amor.
El ritmo de la vida eclesial lo marca el año litúrgico. La Cuaresma es uno de los “tiempos fuertes” que nos ayuda a darnos cuenta de qué es lo importante en nuestra vida. Los elementos básicos de este tiempo vienen recogidos en el Evangelio de la celebración litúrgica del Miércoles de Ceniza (Mt 6, 1-6.16-18): limosna, oración y ayuno. Todo empieza con el gesto de imposición de la ceniza.

El gesto de la ceniza

Ponerse ceniza en la cabeza no es un acto más. Marca el comienzo de la Cuaresma. La ceniza se usaba en tiempos antiguos para mostrar a los demás un signo externo del cambio interno que se quería hacer. Por eso lo hemos mantenido. Lo importante no es que la frente se manche más o menos, sino la intención manifestar a los demás que tenemos disposición interior de cambiar nuestra vida, de buscar una “mejor versión de nosotros mismos”. Y los elementos que usamos para poder ayudarnos a llevar a cabo este compromiso no son otros que limosna, oración y ayuno.

¿Cómo trabajar la limosna en clase de Religión Católica?

  • Ayudar a los alumnos a reflexionar sobre la fe interior que exige actos externos.
  • Hacer ver la importancia de dar, o mejor de darse a los demás como mejor muestra de una limosna que da parte de sí.
  • Propuesta didáctica: La viuda que dio lo que tenía para vivir
    • Analizar qué es la verdadera limosna. Diferenciar entre quién da más y quién da menos.
    • Actualizar el texto a nuestros días mediante una imagen, una foto, un vídeo o un audio.

¿Cómo trabajar la oración en clase de Religión Católica?

  • Lluvia de ideas sobre qué es oración y qué no lo es.
  • ¿Cómo hay que rezar? Leemos el fragmento en que Jesús nos enseña a rezar: Mt 6-8-13.
  • El Padrenuestro está compuesto de siete peticiones. En grupo, separadlas y buscad o cread una imagen que acompañe a cada una de ellas para decorar la clase durante esta Cuaresma.

¿Cómo trabajar el ayuno en clase de Religión Católica?

  • El verdadero significado del ayuno es ayudar a la persona que lo realiza a darse cuenta de qué es lo importante en la vida.
  • A lo largo de la Cuaresma, la Iglesia nos propone ayuno y abstinencia. Ayuno, es decir, no comer nada para solidarizarnos, para manifestar que hay valores más importantes que la comida. Y abstinencia como una forma de solidaridad con las personas que no pueden comer lo que desean no solo en Cuaresma.
  • También hay una forma de entender el ayuno como ayunar de actitudes durante la Cuaresma.
  • Propuesta didáctica:
    • Proponemos ideas en clase para ayunar y que el fruto de nuestro ayuno pueda repercutir en personas que lo necesitan.
    • Hacemos una lista de “cosas de las que vamos a ayunar esta Cuaresma”, la decoramos y la ponemos en un lugar visible del aula para recordarnos a todos lo que queremos lograr.

 

Jesús Manuel Gallardo Nieto
Profesor de Religión Católica