Sueños gigantes con “Mi amigo el gigante”

GiganteSegún la LOMCE, todas las asignaturas tienen que trabajar todos los temas transversales en su programación. A veces es complicado encontrar la manera de relacionar el temario con todos los temas transversales. Por eso el cine, en pocas sesiones puede ser una buena ayuda para llevarlo a cabo. En esta ocasión os ofrecemos un material para trabajar la recientemente estrenada “Mi amigo el gigante”, que nos ayudará a trabajar algunos temas transversales básicos. Recomendamos su trabajo en Educación Primaria, aunque también puede ser adecuada en 1º de ESO.

Contextualización legislativa

La película puede servir a los Profesores de Religión Católica para trabajar los siguientes ejes transversales:

  • Eje transversal: Las Administraciones educativas fomentarán la calidad, equidad e inclusión educativa de las personas con discapacidad, la igualdad de oportunidades y no discriminación por razón de discapacidad, medidas de flexibilización y alternativas metodológicas, adaptaciones curriculares, accesibilidad universal, diseño para todos, atención a la diversidad y todas aquellas medidas que sean necesarias para conseguir que el alumnado con discapacidad pueda acceder a una educación educativa de calidad en igualdad de oportunidades.
  • Relación con la película:Las diferencias entre el gigante y la niña, la diversidad, el ir más allá de las apariencias y aceptar la diversidad como posibilidad.
  • Eje transversal: Las Administraciones educativas fomentarán el desarrollo de los valores que fomenten la igualdad efectiva entre hombres y mujeres y la prevención de la violencia de género, y de los valores inherentes al principio de igualdad de trato y no discriminación por cualquier condición o circunstancia personal o social.
  • Relación con la película: La diferencia y complementariedad entre el gigante masculino y la niña, mujer, ambos son capaces de llevar a cabo las mismas tareas.
  • Eje transversal: Los currículos de Educación Primaria incorporarán elementos curriculares orientados al desarrollo y afianzamiento del espíritu emprendedor. Las Administraciones educativas fomentarán las medidas para que el alumnado participe en actividades que le permita afianzar el espíritu emprendedor y la iniciativa empresarial a partir de aptitudes como la creatividad, la autonomía, la iniciativa, el trabajo en equipo, la confianza en uno mismo y el sentido crítico.
  • Relación con la película: La “actividad” empresarial solidaria del gigante que es capaz de implicar a la niña en su tarea de hacer la vida (los sueños) de los demás mucho mejor.

 

Crítica (por José Antonio Montull, sdb)

Una misión gigantesca: MI AMIGO EL GIGANTE

Título original: The BFG (The big friendly giant). Dirección: Steven Spielberg. País: USA. Año: 2016. Duración: 117 min. Género: Fantástico. Reparto: Bill Hader, Rebecca Hall, Rudy Barnhill, Jemaine Clement, Adam Godley, Penelope Wilton, Mark Rylance. Guion: Melissa Mathison; basado en el libro infantil “El gran gigante bonachón”, de Roald Dahl. Música: John Williams.

Pocos meses después del estreno de la brillante “El puente de los espías” llega otra obra de Spielberg con un tono bien distinto. Esta vez es un cuento infantil donde no falta de nada: niños, reinas, gigantes, sueños, fantasías, peligros y amistad.

La película nos cuenta la historia de Sofía, una niña huérfana con insomnio que en sus noches de vela recorre el orfanato en el que vive. Una noche, rompiendo todo el código disciplinario del centro, se asoma a la ventana y ve algo absolutamente impresionante, un hombre gigantesco enorme, que se asoma a las casas de la gente mientras duermen. El gigante, al verse sorprendido por la niña, la toma de la mano y huye con ella al país de los gigantes.

El gigante es enorme, vive en una casa llena de objetos extraños, come de una manera horrorosa y habla con un peculiar y cómico lenguaje. Sin embargo, lejos de lo que podría imaginar, el gigante resulta un ser con un corazón maravilloso. Es bueno y su bondad –al negarse a comer niños- le lleva al menosprecio de los demás gigantes. Entre Sofía y el gigante surge una gran amistad y la niña decide ayudarle en la misión de coleccionar sueños en tarros para diseminarlos entre los niños y ayudarles a ser felices.

No le viene nuevo a Spielberg este tipo de argumento fantástico. Necesariamente recordamos la genial “E.T.” en la que un niño sin padre y un extraterrestre trababan una amistad imposible por encima de cualquier diferencia. También en “Hook” había adaptado el cuento de Peter Pan con un tema semejante. No hay duda de que el llamado rey Midas de Hollywood tiene un arte especial para trabajar con niños y narrar historias de fantasía.

La pantalla nos arrastra a un ambiente de ilusión que nos encandila por su fuerza visual. La caracterización de los gigantes y de todo el mundo fantástico en el que viven es magnífica. Es cierto que a la historia le cuesta arrancar pero, una vez que lo hace, la narración se hace fluida y consigue embelesar y atrapar a pequeños y grandes. Por otra parte, algún tono de comedia salpica inteligentemente el relato.

El director juega con sus habituales ases en la manga: su músico de siempre, John Williams, su guionista habitual, Melissa Mathison, un actor con el que ya había trabajado (Mark Rylance) y una niña como protagonista (Ruby Barnhill). Con todos estos ingredientes y con una factura técnica impecable, Spielberg nos regala un cuento hermoso.

Como todos los cuentos que se precien, “Mi amigo el gigante” es un canto al éxito de la bondad. Ser malo lleva a la infelicidad y a la soledad a pesar de estar acompañado, tener buen corazón da sentido pleno a la vida a pesar de vivir en soledad. Además, por más que seamos distintos (una niña y un gigante), la bondad nos puede unir y animar a trabajar juntos por un mundo en el que los sueños de los niños sean felices.

No es, ni mucho menos, uno de los mejores films del director, pero sí es una propuesta más que interesante para ver en familia. Una fábula, un cuento, un relato fantástico que nos invita a descubrir la bondad en los demás a pesar de las apariencias tremendas que puedan tener. Y es que somos capaces de alimentar sueños de esperanza en un mundo de pesadillas cuando descubrimos que a nuestro lado hay seres con un corazón gigante.

 

Propuesta de actividades

  • Las diferencias entre el gigante y la niña, las diversidades son evidentes en la película, pero la niña no se queda en la diferencia y es capaz de ir más allá de las apariencias y aceptar la diversidad como posibilidad. ¿Cómo vives tú eso? Escribe una carta a tu profesor/profesora contándole al menos 5 razones de por qué el hecho de que haya personas diferentes en una misma clase es algo muy bueno para poder crecer.
  • La diferencia y complementariedad entre el gigante masculino y la niña, mujer, ambos son capaces de llevar a cabo las mismas tareas. ¿Crees que hombres y mujeres son capaces de hacer las mismas cosas? ¿Por qué? Haz una lista de cosas que son capaces de hacer tanto hombres como mujeres y compártela con tus compañeros para hacerla lo más larga posible. Ponedla en un lugar visible de la clase.
  • La “actividad” empresarial solidaria del gigante que es capaz de implicar a la niña en su tarea de hacer la vida (los sueños) de los demás mucho mejor. El gigante tenía montada una “fábrica” de buenos sueños para los demás. ¿Se te ocurre alguna empresa que podáis montar en clase para hacer mejor la vida de los demás en el Cole? ¿Cómo podéis llevarla a cabo? Escribidlo todo y con la ayuda de vuestro profe, intentad llevarla a cabo y después analizarla para mejorarla. ¿Os atrevéis a compartir la experiencia en la red? Pedid a vuestro profesor que os eche una mano, visitando esta página web: http://www.dfcspain.com/

 

Jesús Manuel Gallardo Nieto