Esperanza, Señora de la Esperanza

Esperanza, Señora de la EsperanzaMaría es una de las principales figuras del Tiempo Ordinario. Ella aprendió a esperar a Jesús y que lo concibió en su corazón antes que en su vientre, sostiene este tiempo litúrgico. Verde es el color del Tiempo Ordinario. En María encontramos el modelo de cómo vivir con radicalidad este tiempo. Esta oración sencilla puede ayudarnos al comienzo de la mañana a poner el acento en nuestros deberes, en lo que hay que hacer en nuestro día a día.  A las puertas de la Cuaresma, ella ilumina nuestra espera con los ojos fijos en la Pascua.

Señora de la Esperanza

Señora de la Esperanza,
porque diste a la luz la Vida.

Señora de la Esperanza,
porque viviste la Muerte.

Señora nuestra,
porque creíste en la Pascua,
porque palpaste la Pascua,
porque comiste la Pascua,
porque moriste en la Pascua,
porque eres Pascua en la Pascua.

Pedro Casaldáliga