La selva también educa: una película interesante

La selva que educa

Ofrecemos una reseña sobre la película El libro de la selva que se ha estrenado recientemente. Esta nueva adaptación puede servir a los profesores de Religión Católica para trabajar el lugar del ser humano en el mundo, las preguntas importantes de la vida y la identidad personal, contenidos que conectan directamente con el bloque de contenidos número 1 de todos los cursos de Religión Católica desde 1.º EP hasta 4.º ESO. Una obra ideal para 1º-2º de ESO porque aborda cuestiones que nuestros adolescentes se plantean en ese tránsito desde la niñez hacia la vida adulta.

Reseña

Cachorros de hombre

EL LIBRO DE LA SELVA

Película: El libro de la selva. Título original: The jungle book. Dirección: Jon Favreau. País: EE. UU. Año: 2016. Duración: 105 min. Género: Aventuras. Reparto: Neel Sethi (Mowgli).

La novela El libro de la selva de Rudyard Kipling ha sido llevada a la gran pantalla en diversas ocasiones. Desde la primera versión dirigida por los hermanos Korda en 1942 y protagonizada por el entonces popular actor Sabú, han sido varios los directores que se han atrevido con la historia del joven Mowgly que, abandonado en la selva, es criado entre lobos y acogido como un animal más en la fauna de la floresta.

La versión más celebre es la cinta de dibujos animados de 1967. Fue la última película dirigida por Walt Disney, y sus imágenes y canciones han pasado ya a la memoria colectiva haciendo que todos conozcan la historia y las canciones del filme.

Esta vez es el realizador John Fabreau, director de varios filmes espectaculares de aventuras, el que toma la batuta para darnos la que quizás sea la mejor versión de la obra de Kipling.

Fabreau ha tenido el mérito de rodar una obra en la que la imagen digital es absolutamente extraordinaria y se funde a la perfección con la imagen real. Los paisajes, los árboles, las fuerzas naturales, los animales…, todo tiene un realismo fuera de serie. Solo el personaje de Mowgli es real. El joven Neel Sethi, seleccionado en un casting con miles de niños, da vida a este niño casi entrado en la adolescencia que se interroga sobre sí mismo conforme va creciendo.

Desde los primeros minutos, Fabreau nos sumerge en un vértigo bellísimo de carreras y aventuras en plena naturaleza. Esas primeras imágenes con un ritmo impetuoso son el prólogo de una película que no da tregua. Todo el metraje va a mantener esa tensión brutal que sumerge al espectador en una historia fascinante.

Pero, en contra de lo que podríamos pensar, no es esta una obra vacía y pueril; la película ahonda en temas serios: el crecimiento, la amistad, el valor de la naturaleza, el ligar de cada cual en la vida… y están tratados con la sintaxis de un cuento pero con seriedad y madurez.

Por eso, El libro de la selva no es una película infantil. Es, eso sí, una película para niños, para jóvenes y para adultos. Todos disfrutarán de esta historia. En cada animal que aparece iremos descubriendo, con los ojos tan abiertos como los de Mowgli, actitudes que tenemos los humanos en nuestro vivir cotidiano. Entre nosotros hay embaucadores como la serpiente Ka; buenazos como el oso Baloo; racistas y excluyentes como el tigre Shere Khan, que arrastra las cicatrices de hombre; buenos compañeros como la pantera Bagheera; personas profundas y nobles como el lobo Akela, y caprichosos y déspotas como Loui, el rey mono.

En esa fauna estamos reflejados todos y cada uno de nosotros. Todos tenemos algo de las actitudes que encarnan esos animales.

En la selva, Mowgli va descubriendo el valor de la amistad, de la familia, de la riqueza de la diversidad, del sentido de dar la vida por los demás y del sinsentido del egoísmo y la violencia. Como Mowgli, todos somos cachorros humanos necesitados de abrir los ojos y de aprender.

Estamos, pues, ante una obra excelente. El tratamiento no solo técnico sino también narrativo del filme hace de este nuevo Libro de la selva una auténtica gozada. La música, el paisaje, los diálogos divertidos y el realismo espectacular son absolutamente deslumbrantes. Y todo al servicio de una historia que se nos antoja exquisitamente humana.

No lo duden, vayan a verla. Ideal para ver en familia y para reflexionar sobre el lugar que ocupamos en nuestra fauna humana.

JOSAN MONTULL

Para trabajar en clase:

  • Cada uno de los animales representa actitudes muy humanas. Anotadlas en una lista y justificad con escenas de la película vuestra teoría. Dialogad y haced un ejercicio para identificar cuáles de ellas se dan en clase.
  • ¿Qué es la amistad según la película? Analizad y proponed escenas donde haya evidencias de que la amistad es lo que sostiene las relaciones.
  • ¿Qué papel tiene Dios en la película? ¿Crees que de alguna manera está presente? ¿Cómo?
  • ¿Qué explicación de la realidad y la diversidad dan los diferentes personajes que aparecen en la película? ¿Te recuerda a algo que hayas estudiado sobre la Creación en la Biblia? ¿Por qué? (Está relacionado con los estándares de aprendizaje de 1.º de ESO: 2.1. Argumenta el origen del mundo y la realidad como fruto del designio amoroso de Dios. 3.1. Relaciona y distingue, explicando con sus palabras, el origen de la Creación en los relatos míticos de la Antigüedad y el relato bíblico).