Believe in Me, una canción de Bonnie Tyler para creer

Believe

Imagen original de Jeremy Bishop. Licencia CC

Believe in me, cree en mí. Hace unos años, Eurovisión sorprendió a propios y extraños con el hecho de que artistas consolidados, como Bonnie Tyler en el caso de Inglaterra y El Sueño de Morfeo en el caso de España, accedieran a ser los representantes de sus países en este concurso, en el que las votaciones en ocasiones pueden no corresponder con la calidad musical.

Bonnie Tyler optó por Believe in Me, una canción de amor que, si consideramos las frases y el sentido que aparece en ella, puede tener una lectura creyente.

Analicemos el vídeo: https://www.youtube.com/watch?v=cqXk_FRw62Q

Aparece ella sola, sin compañía, y se supone que le está contando algo alguien. La atmósfera es totalmente blanca, con una luz cenital que alumbra desde arriba. Los planos están estudiados y la blancura de las paredes recuerda la pureza y provoca un estado de tranquilidad y serenidad.

Después, la imagen se mueve hacia la playa, un lugar muy común en los Evangelios cuando se trata de llamada vocacional y de invitación a creer. Los gestos de la cantante son constantes aperturas de brazos, miradas serenas y acompañamiento cálido de la voz. Puedes leer la letra del tema en inglés y español al final de esta entrada.

Hay muchas frases que, para una persona creyente, evocan el imaginario religioso y parecen estar asociadas más a una relación de confianza que a una relación de amor. Hacemos un paralelismo con algunas citas del Evangelio:

Cuando justo antes del estribillo habla de la sensación de miedo y soledad y se invita a creer, recuerda a los discursos de despedida del Evangelio de Juan (Jn 14-17). Especialmente, hay un versículo que se hace muy patente: «Que no tenga miedo vuestro corazón; creed en Dios, creed también en mí» (Jn 14, 1). Y de fondo, en toda la canción, hay como un intento de hacer ver que confiar en esa persona merece la pena, da esperanza y ayuda a sobrellevar la propia vida.

En el estribillo, se invita a creer en el que canta la canción porque está junto al que escucha, una promesa que Jesús hace a sus discípulos al final del Evangelio de Mateo: «He aquí que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo» (Mt 28, 20).

De todas las expresiones de confianza que se podían usar, en el estribillo de nuevo aparece el tema de la verdad para demostrar credibilidad, justo al igual que Jesús cuando afirma que «Yo soy el camino, y la verdad, y la vida: nadie viene al Padre, sino por mí» (Jn 14, 6), cuando está dando sus últimas instrucciones a los discípulos en el Evangelio de Juan.

En la segunda estrofa se hace un apunte muy interesante sobre el compromiso, en el que se presenta que una vida no comprometida siente el tiempo como «arrastrándose»; y sin embargo, se siente un respeto máximo por las opciones de cada uno. Si no quiere vivir en compromiso, está bien, pero si quiere vivirlo, hay una oferta. Esto recuerda al diálogo de Jesús con el joven rico:

«En aquel tiempo, cuando Jesús siguió su viaje, vino un joven corriendo y se puso de rodillas delante de Él y le preguntó: “Buen Maestro, ¿qué puedo hacer para conseguir la vida eterna?”. Jesús le dijo: “¿Por qué me llamas bueno? No hay más que uno bueno, y ese es Dios. Tú sabes los Mandamientos: no cometerás adulterio; no mates; no robes; no digas mentiras de nadie; no engañes; respeta a tu padre y a tu madre”. El hombre le contestó: “Maestro, todo esto lo he cumplido desde niño”. Jesús lo miró con cariño y le dijo: “Una cosa te falta: anda, vende todo lo que tienes y dalo a los pobres, y entonces tendrás riqueza en el cielo; luego ven y sígueme”. Pero cuando oyó esto, el hombre se afligió y se fue triste porque era muy rico» (Mc 10, 17-22).

Por último, la tercera estrofa, ambientada en el videoclip en la playa, en el lugar de la llamada por antonomasia, se hace ver que en la vida el barco puede naufragar y entonces sobrevenir el miedo, pero si cree en el que canta, se salvará… Es otra escena que precisamente aparece en los tres Evangelios Sinópticos (Mc, Lc y Mt) en los que se pone de manifiesto que lo único que puede hacer que la barca no se hunda es la fe en Jesús:

«Uno de aquellos días, subió Él a una barca con los discípulos y les dijo: “Vamos a cruzar a la otra orilla del lago”. Zarparon y, mientras navegaban, Él se quedó dormido. Se precipitó un temporal sobre el lago, la barca se anegaba y peligraban. Entonces, fueron a despertarlo y le dijeron: “¡Maestro, que nos hundimos!”. Él se despertó e increpó al viento y al oleaje; cesaron y sobrevino la calma. Les dijo: “¿Dónde está vuestra fe?”. Sobrecogidos de estupor, se decían: “¿Quién es este que da órdenes al viento y al agua, y lo obedecen?”» (Lc 8, 22-25).

 

Sugerencias pastorales

  • Releer y reescuchar la canción con las pistas del Evangelio de fondo. ¿Quién puede ser el que canta la canción? ¿Por qué crees que tiene necesidad de cantar esta canción? ¿A quién puede ir dirigida esta canción?
  • Si Jesús fuera el cantante de esta canción y te la cantara a ti, en qué situación te encontrarías?
  • El concepto de fe que se propone es una fe basada en evidencias, en lo que los ojos ven. ¿Crees que es acertado? ¿Por qué? ¿Qué definición de fe podríamos hacer entre todos?
  • La canción dice «Si te sientes solo y con miedo… cree en mí». ¿Te parecen motivos válidos para creer? ¿Cuáles son los motivos más adecuados para creer?
  • Acerca del compromiso (segunda estrofa). Enumera motivos para que una vida esté más llena desde el compromiso. «Las horas pasan rápido para los que están alegres y lentas para los que están tristes». Es una frase que se podía leer en el reloj del seminario de Turín cuando Don Bosco era estudiante allí. ¿Estás de acuerdo? ¿Por qué?
  • Analiza tu fe. Escribe tu propio credo. ¿Cuáles son tus verdades de fe, las que dan consistencia a tu ser cristiano? Compáralas con el Credo que rezamos juntos los domingos en misa. ¿Se parecen? ¿En qué se diferencian? ¿Cómo puedes ajustar esta realidad?
  • Si tuvieras que cantarle esta canción a alguien que esté pasando un mal momento, ¿quién sería? ¿Qué cambiarías y qué mantendrías?

 

Esta es la letra del tema

Believe in Me  (Bonnie Tyler)

You say you don’t believe in signs from up above

And you laugh at the thought of putting your faith in stuff like love

You never see the rainbow, you just curse the rain, you say

You wanna believe but it’s just not worth the pain today

But that’s all fine if that’s how you want it to be

But if you’re feeling alone and afraid and you can’t breathe

 

BELIEVE IN ME, YEAH, BELIEVE IN ME, YEAH

BELIEVE IN THE WAY I LOOK AT YOU AND STAND BESIDE YOU

THE WAY I SPEAK THE TRUTH, I’D NEVER LIE TO YOU

IF YOU’D JUST BELIEVE IN THE THINGS THAT YOUR EYES CAN’T SEE

BELIEVE IN ME

 

You come and you go and there’s never no compromise, that’s why

The seconds and the minutes of your life go crawling by

But that’s all fine if that’s how you want it to be

But if you’re feeling alone and afraid and you can’t breathe

 

CHORUS

What ya gonna do when your ship is sinking?

And you’re crying out for help and just the seagulls listening

In the dark of the night, in the middle of the fight

When you’re reaching out for something and there’s nothing

 

CHORUS

Cree en mí (Bonnie Tyler)

Dices que no crees en las señales del cielo.

Y te ríes ante la idea de poner tu fe en cosas como el amor.

Nunca ves el arcoíris, solamente maldices la lluvia, dices

que quieres creer pero no vale la pena el dolor de hoy.

Pero eso está todo bien si así es como quieres que sea.

Pero si te sientes solo, con miedo y no puedes respirar

 

CREE EN MÍ, SÍ, CREE EN MÍ, SÍ.

CREE EN LA FORMA EN QUE TE MIRO Y ESTOY JUNTO A TI.

LA MANERA EN QUE TE DIGO LA VERDAD, NUNCA TE MENTIRÍA A TI.

SI SOLAMENTE PUDIERAS CREER EN LAS COSAS QUE TUS OJOS NO PUEDEN VER, CREE EN MÍ.

 

Vienes y te vas y nunca hay ningún compromiso, por eso

los segundos y los minutos de los días de tu vida van arrastrándose.

Pero eso está todo bien si así es como quieres que sea.

Pero si te sientes solo, con miedo y no puedes respirar

 

ESTRIBILLO

¿Qué vas a hacer cuando tu barco se esté hundiendo?

¿Y estés pidiendo ayuda a gritos y escuchando solo las gaviotas

en la oscuridad de la noche, en medio de la lucha?

Cuando intentas alcanzar algo y no hay nada

 

ESTRIBILLO

Jesús Manuel Gallardo Nieto

Profesor de Religión Católica